Lost eggs

Narrador en tercera persona cámara

Un fuerte grito le hizo dirigirse hacia dónde ella se encontraba, estaba de rodillas en el suelo y sollozando.

—¿Te encuentras bien? —le preguntó su marido—. Ya veo lo que ha sucedido, ha vuelto a suceder por lo visto.

—No sé cómo ha podido volver a suceder, lo he intentado como siempre, esta vez estaba segura que todo saldría bien.

—No tendría que haberte dejado, eres una obstinada. Te he dicho mil veces que yo me hago cargo de estas cosas, pero no hay manera contigo ¿verdad?

—Nunca me dejas hacer nada, yo también quiero ser capaz de hacer cosas por mí misma sin tener que depender de ti, una mujer es capaz de todo no necesita un hombre a su lado para nada.

—Ya empiezas con el discurso de siempre, que si el machismo y esas cosas. Siempre las mismas excusas que te sirven de refugio —El marido salió de la cocina y se dirigió al salón, acto seguido su mujer lo siguió—. Necesito fumarme un cigarro para intentar relajarme.

—Muy bien eso, ponte a fumar ahora, creía que lo estabas dejando justo ahora que vamos a ser padres.

—No me digas lo que tengo que hacer —cogió la cajetilla, sacó un cigarrillo y rápidamente se lo encendió, dio un fuerte calada y expiró el humo con serenidad—. Es sólo un cigarro para calmarme.

Cuando vio que su marido se hubo calmado, se abalanzó sobre él y le profirió una fuerte bofetada que lanzó el cigarro a el sofá.

—¡Pero se puede saber qué haces! Estás loca o que —su marido levantó la mano en gesto amenazante. —Ya estoy harto de tus subidas y bajadas de humor.

—¿Y qué vas a hacer? ¿Pegarme? ¿Serás capaz? Eso te haría sentirte bien, seguro que sí, volverías a tener el control de la situación

—Basta ya —la interrumpió él. —Que estés embarazada no te da ningún derecho a comportarte como una loca psicópata.

Seguían discutiendo acaloradamente de igual modo que el cigarro iba quemando el sofá donde había aterrizado de su violento e inesperado viaje. Allí, solitario y consumiéndose seguía quemando el sofá que no se quejaba de aquella agresión que estaba sufriendo.

—Un momento —dijo la hembra de la casa—. Algo huele mal, ¿no lo hueles? Algo se está quemando, es el sofá —gritó—, corre apágalo.

—Enseguida, voy —Se dirigió a la cocina y lleno de agua el cubo de fregar, momentos en los que su mujer no paraba de gritar para que se apremiara—. Ya está, un poco de agua y todo solucionado.

El resultado no fue el esperado puesto que al lanzar toda el agua que contenía el cubo el sofá quedó empapado.

—Pero que haces, no ves que el sofá es de piel, no se puede mojar, te lo he dicho mil veces.

—¿Y qué querías que hiciera? Podrías haber cogido tú el cigarro del sofá en vez de gritarme y ponerme nervioso, pensé que el agua era la mejor opción.

—No lo ha sido genio.

—Perdona por no ser perfecto, pero ya podrías tu haber hecho algo, no creo que el hecho de estar embarazada te haga ser una persona inválida.

—Eso que has dicho es horrible.

Acto seguido la mujer se dirigió al dormitorio y con la máxima premura metió dentro de una maleta un par de mudas y algunas camisas y pantalones.

—Me voy a casa de mis padres a dormir

—Genial vete, me parece perfecto.

—Ya hablaremos —dijo ella mientras cerraba la puerta con decisión.

Una vez se hubo marchado, su marido levantó el teléfono y llamó a una pizzería para que le trajeran la cena. Mientras la tortilla medio hecha y aplastada contra el suelo de la cocina esperaba a ser recogida, de igual modo que el cigarro ahogado en agua y medio deshecho en el suelo del comedor tampoco se explicaba nada de lo sucedido.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: