Snæfellsjökull

Sobre

  • Envoltorio,por lo común de papel,en que se introduce una carta,comunicación,tarjeta,etc.,para entregarla o enviarla por correo:
    escribió en el sobre el nombre del destinatario.
  • prep. Encima de

Vivir

  • intr. Tener vida:
    mis abuelos ya no viven.
  • Durar con vida:
    estas rosas no vivirán mucho.
  • Pasar y mantener la vida con lo necesario para una persona, una familia, un grupo, etc.:

Sobrevivir

  • intr. Vivir alguien después de la muerte de otro,después de un determinado plazo o de cierto suceso en el que ha habido gran peligro:
    sobrevivió al naufragio.
  • Superar una prueba,situación,etc.,muy dura o difícil:

 

El único sonido que oía era el eco de sus pensamientos rompiendo su cabeza, trató de mover alguna extremidad de su cuerpo pero estaba completamente paralizado.  Estaba tendido boca abajo, eso lo sabía puesto que notaba la fría y dura roca clavándose en su rostro, su ojo se volvió a cerrar, miró de guiarse por el olfato. Empezó a oler… y puedo distinguir un nauseabundo hedor, una mezcla de sangre mezclada con sudor, vómito y heces. Su estómago se revolvió y perdió el conocimiento.

Volvió a despertar al cabo de un par de horas, aunque no tenía constancia alguna del paso del tiempo y cada segundo se tornaba en una vida. Las voces de su cabeza le hicieron despertar de nuevo, un rumor incesante que no daba tregua. Mil voces estallando es su cabeza al mismo tiempo, recordándole lo sucedido, recordándole sus decisiones, recordándole sus errores, sus aciertos, sus mentiras y verdades.

Buscaba una respuesta, pero se encontraba con mil preguntas y ninguna respuesta, no lograba entender nada, volvía a perderse una mil vences en aquellos laberintos en los que no había salida. La única dirección a la que conducían aquellos pasillos era a las últimas palabras que le dedicó, palabras llenas de odio y rencor que acabaron con cualquier tipo de esperanza que pudiera albergar.

Siguió pasando el tiempo, la oscuridad le ofrecía su manto como consuelo. Miró de abrir ambos ojos esta vez… seguía sólo viendo oscuridad, no se podía distinguir nada, exploró en todas la direcciones, nada, sólo oscuridad. Al cabo de unas horas ya no era capaz de distinguir de si tenía los ojos abiertos o cerrados y volvió a perder el conocimiento.

Más tormentas y desiertos atravesaron su cabeza, perdido sin consuelo ni dirección miraba de buscar un punto de estabilidad. Un faro que le sirviera de referencia y de guía, un lugar al que poder aferrarse y encaminarse, un lugar que fuera su refugio y en donde nadie tuviera permitida la entrada. Su lugar, su refugio, su sitio… su personal fortaleza que nunca nadie jamás pudiera derribar.

Sus ojos se volvieron a abrir, estaba más calmado, eso pretendía aunque todavía se movía por arenas movedizas y no tenía ninguna estabilidad. Volvió a recorrer la oscuridad… nada… sin embargo, no dejó de seguir buscando. Esta vez con mayor detenimiento, al final pudo distinguir un punto de luz, no era mayor que la cabeza de una aguja, pero no era capaz de apreciar si era ese su verdadero tamaño o que la distancia a la que se encontraba era lejana…

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: