Club Secreto – Título provisional

Buenos después de un tiempo de receso volvemos a la carga, aquí os dejo otra parte de un relato que estoy escribiendo, a ver qué os parece…

“Andaba con cautela por la calle, cada paso que daba era medido y pensado. No quería dar la sensación de estar nervioso, ni de tener ningún tipo de prisa de llegar tarde. Contenía su respiración y apretaba los puños para intentar relajarse, su cabeza no paraba de dar vueltas pensando en lo que iba a hacer.

Días antes le comentó la idea a su mujer sin embargo, y como ya preveía su respuesta fue negativa. Lo vio como un acto de locura o de demencia, no era capaz de entender de dónde le había surgido tal idea. Tampoco cómo había sido capaz de pensar que esa era la solución, si es que había algún problema.

Llevaba una gabardina y sombrero, no quería encontrarse con nadie, o dejar al azar la posibilidad de que alguien lo pudiera reconocer por la calle. Tampoco era una opción muy plausible puesto que su entorno no se movía por las angostas calles del barrio gótico de Barcelona, además era sábado noche y el barrio empezaba a ser tomado por turistas, lateros y prostitutas en busca de los primeros clientes.

Continuó andando en busca de su destino, mientras miraba de esquivar a los transeúntes que se cruzaban en su camino, tenía el objetivo claro y no quería distraerse ni emprender una retirada, al cabo de un par de minutos por fin se presentó en frente del local en donde le esperaban. Era una callejuela pequeña y que desprendía un fuerte olor pis, en ambos lados había basura desparramada y al final de la misma había un par de bares. El local tenía la persiana medio bajada, pero había luz en su interior y pudo escuchar con claridad en su interior que estaban hablando animadamente.

Con gesto tímido llamó al timbre y justo en ese momento su estómago se le encogió, un rápido escalofrío le recorrió todo el cuerpo y se quedó paralizado. Pensó en huir, correr y no mirar atrás… Olvidando todo y buscando el refugio del hogar junto a su mujer, justo cuando sus pies empezaron a obedecer sus órdenes para emprender el camino de regreso a casa una fuerte voz interrumpió su maniobra de escapismo…”

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: