Seed

…Lo veía reflejado en las luces de la noche, se lo susurraba el viento, cada vez tenía menos esperanzas en la humanidad, no creía que nadie mereciese ser salvado.

Poco a poco como un veneno, se iba formando la idea en su cabeza, parecía como si todo el mundo estuviese en su contra, no hallaba un hombro sobre el cuál respaldarse, sus ilusiones se veían diluidas a cada nuevo fracaso…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: